logo

Monasterio de San Jerónimo de Valparaíso

 

La ciudad de Córdoba destaca por los siglos de historia que emanan de sus calles y por la conservación de algunos de sus monumentos más simbólicos como la Mezquita-Catedral de Córdoba o el Alcázar de los Reyes Católicos. Este último se debe visitar junto con una visita guiada para no perder detalle de cada rincón, la Visita Guiada Alcázar de Córdoba se presenta como la mejor oferta para ello.

Aún así, al contrario de estos lugares que son cada día más reconocidos y resuenan en la cabeza de muchas personas cuando escuchan hablar de la ciudad, hay otros lugares menos conocidos de la ciudad con un gran valor artístico y conservación. Uno de esos casos es el Monasterio de San Jerónimo de Valparaíso, perceptible desde muchos puntos de la ciudad al encontrarse en la falda de los primeros atisbos de Sierra Morena. Está, de igual forma, muy cerca de la que fue ciudad palatina de Medina Azahara, un entorno lleno de historia y de riqueza medioambiental. Te invitamos a que continúes leyendo para conocer más sobre este monasterio jerónimo.

Historia

Para conocer los primeros vestigios de esta edificación hay que remontarse al siglo XV, considerándose así la primera gran obra del gótico cordobés

El responsable de su apertura fue el portugués fray Vasco que fue el fundador de la Orden de San Jerónimo, primera representación de esta orden en España.

Debido a su escaso poder adquisitivo, pidió ayuda a la familia de Inés de Pontevedra y Diego Fernández de Córdoba, su marido, que donaron los terrenos en el paraje conocido como Valparaíso.

Tour Córdoba

La obra no comenzó hasta 1408 y en 1835 fue exclaustrado cuando aún quedaban 15 frailes. Pasó a propiedad del Estado hasta que en 1871 que pasa a un dueño privado, va cayendo en varias manos hasta que en 1911 lo adquiere los marqueses de Mérito. Estos son los verdaderos responsables de su restauración hasta que en 1980 fue declarado Bien de Interés Cultural.

Cúpula de la iglesia del monasterio de San Jerónimo en Córdoba

Arquitectura del edificio

El edificio está formado por una iglesia, centro espiritual del monasterio, formada por una sola nave y de planta cuadrangular. También existe un coro restaurado y cuatro capillas laterales, destaca entre todas la que fue dedicada a las reliquias de San Jerónimo. En la iglesia se observan dos estilos, el gótico y el barroco y se encuentra bastante similitud con la iglesia de San Francisco y San Eulogio del centro de la ciudad. Esta iglesia se encuentra dentro de las Visita Guiada Monumentos Córdoba, un paseo por la Córdoba histórica que te dejará con la boca abierta.

Al lado del templo, sin duda el espacio mejor conservado, encontramos un claustro de planta cuadrada, sin duda es el corazón del monasterio y donde los monjes se recogían en oración.

No solo existe un claustro, sino que también está el claustro de los novicios. Se encontraba totalmente ruinoso en el siglo XX.

También existieron diferentes zonas para guardar todo el registro y patrimonio de la orden: una biblioteca, un archivo conventual… Pero todo esto desapareció debido al abandono tras la desamortización.

Por otro lado, se conserva además la sala capitular, donde el prior reunía a los frailes para comentarles lo bueno o malo realizado. La sala Prioral, la sala más importante por ser la del prior.

Claustro y patio interior del Monasterio de San Jerónimo en Córdoba

Curiosidades

Como todos los edificios históricos, hay leyendas y curiosidades que pasan de generación en generación sin esclarecer si ocurrieron de verdad o no. Este lugar no se queda atrás y guarda algunas curiosidades que a continuación narraremos.

Una de estas leyendas que guarda las paredes de este monumento es el descubrimiento de dos cervatillos dentro de una fuente mientras daban un paseo los monjes por el campo. Como todo indica, estos cervatillos de piedra provenían de Córdoba la Vieja, como antes se le llamaba a Medina Azahara. En el monasterio solo existe una copia de un cervatillo ya que los originales se encuentran en el museo de Qatar tras la invasión francesa, la fuente sí permanece en su lugar.

Al igual que este hallazgo, también conservaban la campana del Abad Sansón, supuestamente encontrado en uno de los tantos monasterios que había en Sierra Morena.

Existe la controversia por si estos monjes cogieron piedras de Medina Azahara para levantar su monasterio. Hoy en día se le quita importancia ya que en esta época no existía la conciencia patrimonial que hay hoy en día. Para todas las edificaciones se utilizaban los materiales que había en la zona viniese de donde viniese.

Para terminar, otra de las curiosidades enmarca a Isabel la Católica como protagonista, quien se hospedó en el monasterio en varias ocasiones para descansar. 

Uno de los cervatillos del monasterio de San Jerónimo en Córdoba

Cómo Llegar 

Como hemos comentado anteriormente, el monasterio de San Jerónimo de Valparaíso se encuentra en las faldas de Sierra Morena. También muy cerca de Medina Azahara. Por lo que el camino a seguir para alcanzar el lugar es prácticamente el mismo que para visitar la ciudad palatina.

El camino más corto desde la ciudad de Córdoba es dirigiéndose por la A-431 durante 3 kilómetros aproximadamente hasta encontrar el desvío hacía la CO-3314, dejarás Medina Azahara a la izquierda y continuarás subiendo hasta dar con el monasterio.

El único modo de transporte es el privado, no existen líneas de transporte urbano que llegue hasta este lugar.

Vista de Sierra Morena, entorno del monasterio de Córdoba

No puedes pasar la oportunidad de descubrir la ciudad palatina de Medina Azahara. Se encuentra a escasos kilómetros y está declarada Patrimonio de la Humanidad. Sigue el siguiente link:

ENTRA AQUÍ

Horarios y Visitas

Habitualmente permanece cerrado al público, aunque a finales de 2019 se realizaron una serie de visitas los días 30 de noviembre y 14 de diciembre de 2019. El precio fue gratuito y la duración de 90 minutos. 

En la actualidad, sólo es visitable en determinados días del año desde Medina Azahara, por lo que este será el punto de reunión.

Si te gusta el arte árabe y la Córdoba andalusí, no puedes marcharte sin visitar la Mezquita-Catedral de Córdoba, te aconsejamos la Visita Guiada Mezquita de Córdoba, una manera única de sentirla.

Finalmente, si la visita se realiza en mayo, debes disfrutar de los Patios de Córdoba, una festividad declarada Patrimonio de la Humanidad y que se puede ver de forma cómoda con la Visita Guiada Patios de Córdoba.

Vista de la fachada del monasterio de San Jerónimo de Valparaíso en Córdoba

Nuestros tours más solicitados

Artículos relacionados

Ronda es uno de los pueblos con más encanto de toda la provincia malagueña. Todos los turistas que la visitan terminan completamente enamorados de ella, y es

Es cierto que lo más atrae a los visitantes a Málaga son sus playas, el sol, el ambiente, la diversión y el mar azul. Pero esta ciudad

Sevilla es maravillosa, no solo por todos sus monumentos, sus lugares con encanto, sus rincones escondidos o su arte y cultura que hará que no te puedas

This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.